Entradas

sostenibilidad

Los pequeños gestos de sostenibilidad

A veces los pequeños gestos tienen más efectos que las grandes campañas de concienciación. No se trata de ir de puerta a puerta hablando de los beneficios de la sosteniblidad y la conciencia ecológica. En la rehabilitación sostenible de edificios, muchas veces, una simple conversación puede hacer más que una gran campaña publicitaria. Porque el factor humano importa.

Es más efectivo mostrar. Mostrar que los edificios con un adecuado aislamiento, aunque sean de antigua construcción mejoran enormemente la calidad de vida de sus habitantes. Que los jardines que se pueden habilitar en terrazas, ojos de patio, azoteas, ayudan a reducir las temperaturas a crear pequeños pulmones verdes que, si se fueran esparciendo, ayudarían en mucho a arreglar y mejorar el entorno incluso de las grandes ciudades.

A fin de cuentas la sosteniblidad no es solo para los edificios de obra nueva, con un presupuesto millonario y una ubicación privilegiada o con mucho potencial. Se puede aplicar igualmente a los edificios ya construidos y con una empresa de rehabilitación sostenible debidamente certificada, optar por convertirlos, más con gestos que con conceptos, en edificios más sostenibles, responsables, adecuados. Y a la vista de los demás. Porque ese pequeño gesto de cambiar aislamientos, sustituir luces por LEDs, cambiar los acristalamientos por otros más aislantes que reduzcan la ruptura del puente térmico, ese hecho es más convincente que cualquier folleto.

Porque la sostenibilidad se ve, igual que se ve la contaminación. Se ve que es una inversión, pero también que es una apuesta de futuro. Las placas solares o la energía aerotérmica son formas de concienciarse y formalizar esa apuesta.

El mundo cambia, evoluciona, la sostenibilidad ya no es una opción, tiene que convertirse en una necesidad para poder paliar lo que vemos, lo que respiramos, para tener ciudades cada vez más responsables y adaptadas a los cambios actuales y futuros y en nuestra concienciación, en nuestros pequeños pasos, está el cambio.