jardines verticales

El Verano. Dos historias de dos hogares. Sostenibilidad.

Vamos a relatar dos historias. No muy largas, de verdad, pero muy explicativas.

El apartamento de Ana.

Ana tiene un apartamento. Es un piso que mira al Este, así que le llega toda la  luz de mañana. Eso hace que la casa se caliente bastante, ahora que llega el verano, hasta el mediodía, cuando el sol cruza por encima del edificio. Al estar en la última planta, además, el terrado hace que se caliente más. Las ventanas son de aluminio, y además del ruido de la calle, el cristal también se calienta y promete que este verano va a ser verdaderamente duro. Puede bajar las persianas, claro, y lo hace cada mañana. Eso hace que el aire en la casa se estanque un poco y que al llegar sienta que debe ventilar la casa y dejar que entre el aire exterior o conectar el aire acondicionado.
Sucede que en su bloque hay muchos aires acondicionados. Los motores expulsan el aire caliente, que sube hasta donde ella vive y no pueda abrir la ventana sin sentir que ha abierto la puerta de un horno.
Para colmo el edificio de enfrente es uno bloque de oficinas ultramoderno… con toda la fachada de cristal. Al reflejarse el sol de tarde, la casa de Ana parece un hornito (muy cuco, eso sí, tiene buen gusto y lo ha decorado en blancos y decoración nórdica, con alguna maceta); el aire acondicionado hace su trabajo, pero a poco que sale del salón nota el calor aplastante y la humedad en el pasillo, y tiene que conectar otro aire acondicionado en la habitación para intentar regular la sensación térmica para regular la temperatura, con el consiguiente gasto, además, en la factura eléctrica. A Ana le gusta su casa, pero no le gusta sentirse un garbancito en ella.

Silvia y el apartamento con plantas.

Silvia hace poco que pudo mudarse al apartamento. Era un edificio antiguo, la verdad, pero lo han reformado para hacerlo, dicen, sostenible. Cuando ella venía a ver a los abuelos, era un pequeño suplicio: ventiladores, mal ventilado, instalación eléctrica regular, ruidos, humedades, las ventanas no cerraban bien y no aislaban.
Hace poco de la reforma y ella se quedó en el piso.
Es pleno verano y todavía no ha tenido que encender el aire acondicionado. La casa se mantiene fresca. Al parecer reformaron toda la fachada para que se aislara mejor del calor y la luz solar. Las ventanas son aislantes y no dejan entrar ruido ninguno, ni que se pierda calor o fresco. Hay plantas por todo el bloque, y en el ojo de patio hace fresco, además con la multitud de plantas que pusieron, incluso en las horas más calientes del día.
Es cierto que tuvo que poner un buen dinero para la reforma, las derramas o como quiera que se llamara aquello que hicieron en el edificio, pero ahora empieza a notarlo, casi seis meses después, en las facturas del consumo energético.
Le ha dado un aire moderno, de estudio, al viejo apartamento, y puede comprobar cómo, al caminar descalza, no siente el embaldosado caliente, sino que está casi fresco. Las luces son todas nuevas, de esas LEDs que están poniendo en todas partes, y  el aire acondicionado que solo ha puesto un par de veces, sobre todo cuando ha tenido invitados, tenía un librito que decía no sé qué de muchos certificados energéticos. La cuestión es que enfría pero no hiela, como sucede con otros que, como te pille debajo, necesitas una chaqueta; y a veces con dejarlo en ventilador para que mueva el aire es más que suficiente. No echa de menos el edificio donde vivía antes, cerca de su amiga Ana.
Además, ahora ha puesto unas cuantas plantas, un jardín vertical en su terracita, y arriba, en el terrado, han hecho un pequeño jardín. Que costó lo suyo, pero se agradece enormemente en esos días de clalor.

Al menos ahora, no solo no sufre todo ese calor, sino que además ahorra. Y le han dicho que el edificio es sostenible. ¿Querrá decir eso que es mejor? Sí. Para todo. Para todos. Para el futuro.
Va a ser que eso de la rehabilitación de edificios sostenibles tenía algo de razón…

aislamiento de corcho

Materiales aislantes para hogares sostenibles

Materiales aislantes para hogares sostenibles

Uno de los puntos importantes que se suelen observar a la hora de realizar una construcción sostenible es la introducción de metales aislantes en diversos puntos de dicha construcción. Como ya hemos dicho anteriormente, la construcción sostenible tiene muchas ventajas, y una de ellas es el aprovechamiento del espacio que ocupa con respecto a la orientación geográfica que tiene.

Ello implica tener en cuenta las horas de sol, el clima medio, las zonas de iluminación y las roturas de puente térmico (del que ya hablaremos más adelante) para conseguir un máximo de eficiencia energética en el hogar. Al hacer estas consideraciones también, muchas veces, se torna indispensable realizar un aislamiento adecuado de las superficies de la construcción para garantizar un aislamiento térmico que colabore con dicha eficiencia.

Para mantener una tónica adecuada y consecuente con la sostenibilidad se utilizan materiales considerados no solo muy buenos aislantes sino que además su origen o fabricación es lo más sostenible posible teniendo en cuenta así la reducción del impacto en la construcción. Esto es, que de nada valdría poner un buen aislante en una edificación sostenible si los materiales no suponen también un mínimo impacto en la huella de carbono, puesto que la sostenibilidad se entiende no en el fin último de la construcción ni en su realización, sino en el todo que es desde la realización del proyecto, pasando por la consecución de las materias primas, hasta que está listo para entrar a vivir o trabajar. En eso consiste la sostenibilidad, en colaborar en todos los puntos de proceso para que esos impactos sean mínimos.

¿Cuáles son los materiales que más se emplean para el aislamiento de construcciones sostenibles?

Corcho

El corcho es un material natural que además de reciclable y renovable es usado en forma de paneles de corcho prensado por su impermeabilidad y el hecho de que no se pudre. Como aislante es excelente y su colocación, dada la forma que se le hace adoptar es sencilla. Es natural, dado que procede de la corteza del alcornoque y en su procesado no se utilizan productos químicos que rompan la cadena de sostenibilidad.

panel de corcho

Lana

Ovejas. Lana de ovejas. Nada de lana de vidrio, de cemento, etc. La lana es un aislante quizás, junto a la paja, de los más antiguos. La lana que, para estos menesteres, se recaba de reciclar la textil. Tiene innumerables propiedades como aislante, entre ellas que es autoextinguible frente al fuego, aislante de la humedad, y termorregulador. Os dejamos también un link a un artículo interesante sobre el tema.

Placa de lana para aislamiento

Lino

Proveniente de la planta Linum usitatissim, o sea, el lino de toda la vida, es de bajo impacto, pudiendo ser prensado para obtener fibras reciclables que pueden usarse de forma aislante. Tiene una buena resistencia y coeficiente de aislamiento de la humedad. Además tiene una capacidad higroscópica de hasta el 15% de peso sin que pierda cualidades aislantes.

Arlita (arcilla expandida)

Siendo un mineral, conocido como arcilla expandida, son minerales naturales e inertes sin componentes tóxicos añadidos. Son frecuentes en la construcción convencional y los cultivos hidropónicos por ser porosas y ligeras, además de ignífugos.

arlita

Y hay muchos más desde luego, pero aquí hemos mencionado de los más comunes para la construcción sostenible.

 

entorno sostenible

Trabajar en un entorno sostenbile.

La sostenibilidad no es algo único de los entornos de vivienda. Los edificios de construcción sostenible también se pueden extender (y de hecho hubo una corriente muy fuerte que hoy por hoy crece, no ya solo a las grandes empresas sino, cada vez más, a las pequeñas y medianas) al entorno laboral.

Además de que procurar un entorno que no sea la aséptica imagen de la empresa con cubículos y luces fluorescentes, la construcción sostenible para el entorno laboral empieza en el edificio y acaba en el individuo. ¿Cómo es esto?

Un edificio de construcción (y concepto) sostenible empieza en su construcción con los parámetros que ya hemos mencionado varias veces, como la orientación, la luz natural, ubicación y materiales. Es en estos materiales ya no solo de construcción donde se refleja el interés en la salud y la sostenibilidad, usando pinturas no tóxicas, en el aislamiento del exterior vigilando los puentes térmicos, acristalamientos adecuados para cuidar la emisión de energía, además del confort del trabajador, con una iluminación también adecuada, usando luces leds de iluminación cálida, y aprovechando al máximo la luz exterior gracias a un buen estudio de las posibilidades y orientación del lugar.

¿Es esto sostenibilidad? Es un paso a la sostenibilidad, más bien. Hay muchos parámetros que observar, entre ellos demostrar la eficiencia energética, el uso que hace el edificio del agua y los materiales regionales empleados en su diseño.

El edificio sostenible para el trabajo es en definitiva mucho más que un sitio con buen diseño y entorno agradable: es la suma de un todo a la hora de preparar ese entorno y crear el espacio con una serie de consideraciones desde el inicio. Puede desde ser un edificio creado ex profeso hasta un edificio rehabilitado en el que se han adaptado materiales y diseño para hacerlo más confortable y ganar en calidad de vida incluso trabajando.

Hospital San Ignacio Perú

UC10 SUCURSAL PERÚ CONSTRUIRÁ EL HOSPITAL II-1 EN SAN IGNACIO, PERÚ

Fecha: 07-03-2018

El consorcio San Ignacio, integrado por Kapo Constructores y UC 10 Sucursal del Perú ha conseguido la adjudicación para la construcción del Hospital Central en San Ignacio, en la Región de Cajamarca, en Perú.

Este proyecto, que, con un presupuesto de 74.602.297,94 soles peruanos, permitirá a la población de esta provincia hacer realidad su sueño de contar con un centro hospitalario, tras múltiples esfuerzos de sus dirigentes el esfuerzo del Gobierno Regional de Cajamarca.

El Hospital San Ignacio II-1 ocupará una superficie total de 10.935,91 m2 y contará entre otras con Unidades Productoras de Servicios de Salud de Consulta Externa, Emergencias, Centro Obstétrico, Centro Quirúrgico, Hospitalización, Diagnóstico por Imágenes, Farmacia, Nutrición y Dietética, etc.

 

Hospital San Ignacio Perú

 

edificio sostenible

No vivas en un edificio sostenible…

No vivas en un edificio sostenible. En serio, no vale la pena. Te contamos las razones. Porque hay algunos que disfrutan de los beneficios de vivir en un edificio sostenible. A ver qué piensas tú:

1) Un edificio sostenible es aquel que ha sido construido con unos parámetros de eficiencia energética y que supone un beneficio a largo plazo. ¿No querrás eso, no? Un edificio que va más allá de cumplir las normativas, que se preocupa por qué supone para el medio ambiente y por la huella de carbono tanto de la construcción como de la vida útil del edificio. Todo desventajas, como puedes ver.

2) Los edificios sostenibles están pensados para resultar equilibrados estéticamente en su impacto en el paisaje. Así que no vale la pena, ¿verdad? Mejor una de esas moles de hormigón donde no importa el aspecto si te dan tus metros cuadrados. Qué importa que un edificio sostenible además esté pensado para tener un equilibrio de absorción de temperaturas, con zonas verdes que ayudan a disminuir el calor y a que la estructura no absorba de más.

3) Las constructoras muchas veces planifican la construcción de un edificio para obtener beneficios a corto plazo. Pero las construcciones sostenibles lo hacen a largo plazo. Un edificio sostenible supone un ahorro futuro, no solo económicamente sino además en energía, puesto que están construidos y planificados de tal forma que aproveche al máximo la luz, la distribución y todo elemento que ayude a la reducción de consumo energético de sus habitantes. Así que: ¿crees que vale la pena?

4) No querrás que tu edificio sostenible represente un valor de mercado en alza, ¿No? Los edificios sostenibles son actualmente construcciones que representan un mercado en alza, dado que, entre otros motivos, está comprometido con una visión lógica del devenir de los acontecimientos. Ayuda a la mejora de las condiciones y a combatir el cambio climático.

5) ¡Rentas de alquiler más elevadas y justificadas! ¡Oh, no! Un edificio sostenible representa un ahorro en consumo energético por motivos como la orientación de la construcción y a el aprovechamiento de los recursos de forma más adecuada. Y muchos inquilinos están dispuestos a pagar un poco más por esos beneficios.

Por todas estas razones y muchas más, los edificios sostenibles son la mejor opción tanto de inversión para vivir como para arrendar con muy buenos motivos.

Pero, eh, no nos hagas mucho caso. A fin de cuentas solo somos expertos en construcción sostenible y en llevar a cabo construcciones de edificios sostenibles, oficinas y además de mantenimientos y sostenibilidad.

Si tienes cualquier duda o pregunta, estamos a tu disposición.

construcción sostenible

Qué es la construcción sostenible

Construcción sostenible: ¿qué es y qué supone para los habitantes de las ciudades?

Hoy en día hay muchas empresas de construcción que se comprometen con la construcción sostenible, y todo son buenas palabras e intenciones hasta que llega el momento del desarrollo  de la obra en sí.

Sin embargo hay otras que no solo se comprometen con ello sino que además dan un paso más allá y obtienen las certificaciones oportunas para demostrar dicha construcción sostenible para sus proyectos. Y eso es algo deseable, desde luego a la hora de buscar una constructora comprometida realmente tanto para obra nueva como para reformas y mantenimiento. Pero, ¿qué es la construcción sostenible?

Por construcción sostenible se entiende todo sistema que, a la hora de realizar las arquitecturas y construcciones observan una serie de preceptos y condiciones para que la labor constructora y el resultado supongan un mínimo impacto ecológico, optimizando los recursos sostenibles, reudciendo al máximo el impacto medioambiental y todo ello sin renunciar a la comodidad y a las necesidades reales tanto de calidad como de vida de los futuros habitantes. Todo ello se basa en conservar y respetar esos recursos naturales, el uso de materiales reciclables de alta calidad y observar y controlar la huella de carbono tanto actual como futura que produce no solo la existencia de la construcción, sino también su realización, extrapolándose ese control y esa necesidad incluso al transoporte y soporte técnico durante la realización del proyecto. Todo ello busca además reducir la demanda de energía necesaria para el mantenimiento, uso y construcción de la edificación o proyecto concreto.

Por ello la construcción sostenible se basa en preceptos como:

Ahorro de recursos: reutilización de aguas pluviales, aguas grises, uso de la luz natural para la iluminación, reciclaje de materiales y sobre todo la eficiencia de energía para minimizar el impacto medioambiental.

Abaratamiento de costes: si bien la construcción supone un incremento del coste en su realización, el retorno de dicha inversión beneficia al usuario final del edificio que en un corto periodo de tiempo (en concepciones arquitectónicas, esto es unos siete a quince años), puede ver cómo la energía consumida es mucho menor que en otras construcciones sin dicha certificación (y también dependiendo del tipo de edificio.

Ahorro de energía: que es observable debido al sistema de construcción en fachadas, cubiertas de baja transmisión térmica, usando en contraste también los sistemas de refresco natural (sombra) del edificio tanto exterior como interior, la ventilación del mismo, etc.

Impacto de los materiales sostenibles: son aquellos materiales que, una vez usados, suponen un beneficio en reciclaje; también su origen influye ya que, en busca de esa construcción sostenible, se demandarán materiales más comprometidos con el medio ambiente y que supongan un buen uso de los mismos y un reciclaje final que ayude a minimizar la huella de carbono y maximizar el beneficio para el medio ambiente, como hemos dicho.

Pero también hay que tener en cuenta que la construcción sostenible tiene como objetivo no suponer un impacto visual al entorno-paisaje, sino buscar el equilibrio para integrarse mejor al ambiente natural y evitar la concentración de calor que muchos materiales modernos propician como el hormigón, proporcionando espacios verdes que ayuden a rebajar las sensaciones térmicas; a la par que conseguir adaptarse a las necesidades de los usuarios presentes y futuras.

Se retoman los trabajos para la agrupación de vertidos en el bajo Guadalhorce

Recientemente se han reanudado los trabajos de “Agrupación de vertidos en los núcleos del Bajo Guadalhorce: Álora, Pizarra y Coín (Málaga)”, realizada por la UTE formada por UC10 S.A. – CONSTRUCTORA HORMGONES MARTÍNEZ S.A.

Los trabajos se centran actualmente en la excavación en zanja y colocación de tubería de saneamiento de polietileno corrugado de diámetro 500 mm del Colector 1, que discurre desde Álora-Pizarra hasta la Depuradora. Paralelamente se está trabajado en el tramo en impulsión del mismo colector. En breve se prevé el comenzó de la Estación de Bombeo, ubicada en el término municipal de Álora.

Finalizando las obras de la Junta de Extremadura

Las obras que UC10 S.A. se encuentra realizando en la Comunidad Autónoma de Extremadura, en UTE con la empresa GADI, están prácticamente finalizadas, tanto en el caso de la “Terminación de la casa de la Mujer y el Menor de Badajoz”, como en el caso de las “Obras de legalización y actividad el Pabellón Multiusos de Cáceres”, donde se están colocando ascensores, puestas cortafuegos y demás remates para su finalización.

“Obras de legalización y actividad el Pabellón Multiusos de Cáceres”

Comienza a funcionar el metro de Granada

Desde el pasado mes de septiembre ya se encuentra en funcionamiento de la Línea I del Metro de Granada, con gran aceptación por parte de la ciudadanía, superando con creces todos los pronósticos, al conseguir comunicar de una forma fácil, cómoda y segura el área Norte de Granada con el área Sur, ofreciendo un alternativa atractiva a la movilidad del área metropolitana de la ciudad.

La UTE UC10 S.A.- LIMPIEZAS CASTOR S.L. se encarga de la limpieza no técnica en la línea, por lo que tanto para la puesta en servicio, como diariamente durante la explotación de la misma, está garantizando el perfecto estado de la limpieza, tanto en la línea como en sus subestaciones y en la totalidad de las paradas en superficie, con objeto que los usuarios del Metro de Granada puedan hacer uso y disfrutar de un óptimo estado de las instalaciones y consecuentemente de su servicio.

UC10 Continua la realización de las obras de la “Infraestructura del nudo de la Ardila”, en San Fernando (Cádiz)

Las obras de la “Infraestructura del Nudo de la Ardila para el tren Tranvía Chiclana- San Fernando”, que está realizando la UTE UC10 S.A.- OGENSA, se encuentran en su momento de máxima actividad.

Actualmente, las obras que consisten en la definición de la plataforma tranviaria y la reposición de los servicios afectados en la zona próxima la Nudo de la Ardila, así como las paradas del intercambiador de la Ardila, se encuentran realizando la construcción de dos andenes correspondientes a la parada del “Río Arillo”. Así mismo se está realizando el relleno de los muros prefabricados de los andenes así como las arquetas de hinca y de salida para acometer la hinca de la tubería de abastecimiento de diámetro 800 bajo la autovía CA33.